SUBIR

Productos para el afeitado clásico: Cómo usar la crema y la brocha de afeitar.

Productos para el afeitado clásico: Cómo usar la crema y la brocha de afeitar.

Ya que es muy importante preparar el rostro para un buen afeitado, pensamos que sería una buena idea escribir sobre cómo usar la crema de afeitar y la brocha.

El arte de enjabonar la cara con crema de afeitar…

Revisando imágenes y foros de afeitado en húmedo, lo que encontramos fueron imágenes diferentes de brochas de afeitar con abundante espuma y hermosos cuencos de afeitar justo al lado de ellas. ¡Las espumas parecían tan ricas, suaves y con el grosor adecuado que todo lo que teníamos en mente era comenzar a afeitarnos!

Solo podemos relacionar este sentimiento con el de un niño que va a una tienda de chuches y se pone hasta arriba de todo.

Entonces, ¿cómo usas la crema de afeitar?

Taza de afeitar de porcelana de Edwin Jagger
Taza de afeitar de porcelana de Edwin Jagger

Hay 6 formas de crear una buena espuma:

  • En un tazón de afeitar / bowl con una brocha de afeitar.
  • Directamente en tu cara con una brocha de afeitar.
  • En la palma de tu mano con una brocha de afeitar.
  • Directamente en tu cara con tus manos.
  • En tu palma, frotando tus manos juntas.
  • Lo mismo que el n° 5, pero en lugar de acumular la espuma en la palma de la mano, lo haces directamente en la cara.

La crema de afeitar, como uno se imaginaría, no es algo nuevo. Los primeros signos de las cremas de afeitar se documentaron por primera vez alrededor del año 3000 AC.

¿Por qué crees que todas las estatuas egipcias parecen estar bien afeitadas o con una barba bastante larga? Debieron haber usado algún tipo de espuma.

 

Sin embargo, este tipo de crema de afeitar no es nada comparada con la que usamos hoy en día. Estaba hecha de álcali de madera y grasa animal, ¿te imaginas el “aroma” resultante de esta combinación? ¿No te sientes afortunado con la forma en que te afeitas?

Cómo usar crema de afeitar como un verdadero profesional

tarro crema de afeitar west indian limes de truefitt&hill
Tarro crema de afeitado clasico West Indian Limes de Truefitt&Hill

Antes de hablar sobre cómo usar la crema de afeitar, creemos que vale la pena preguntarnos por qué la usaríamos una en lugar de una espuma de bote o gel de afeitar.

Buena pregunta…

Las espumas de afeitar (por ejemplo, las cremas presurizadas) o los geles están diseñados para ofrecer flexibilidad, velocidad y simplicidad, pero no rendimiento.

A pesar de que crean una espuma instantánea al aplicarla directamente en la cara, en nuestra opinión, sufren 2 defectos.

Se secan rápidamente, lo que podría hacer que afeitarse sea una experiencia menos cómoda, especialmente para alguien que tiene una piel sensible.

La espuma no llega hasta la raíz de tu barba. Esto significa que los folículos pilosos no se vuelven tan suaves como con una crema de afeitar o jabón de afeitar.

Sin embargo, tanto las espumas de afeitar como los geles “sirven” para las prisas. El hecho de que puedas obtener una espuma inmediatamente, cuando comienzas a afeitarte, las hace indispensables. Incluso si no eres un gran fan, las usarás en algún momento. Especialmente cuando necesitas afeitarte y tienes prisa.

Pero ¿qué pasa con los jabones de afeitar?

Jabones de afeitar
Jabón de afeitar trio de Muhle

 

Los jabones de afeitar son muy similares a las cremas de afeitar en términos de espuma abundante y se los puede caracterizar como el primo de la crema de afeitar. Sin embargo, acumular espuma con un buen jabón de afeitar requiere técnica y más práctica que con la crema de afeitar.

 

 

 

La brocha de afeitar.

Brocha de Afeitar de Pelo de Tejón y Caballo
Vie Long Brocha de afeitar de pelo mixto de tejón y caballo

Una brocha de afeitar es la única herramienta que necesitarás para lograr una gran espuma con tu crema de afeitar.

Cuando se trata de brochas de afeitar, tienes algunas opciones a elegir.

Pueden ser de cabello o pelo sintético o natural. Dependiendo de la marca y la calidad de la brocha, encontrarás la que sea mejor para ti.

Nosotros creemos que las de pelo natural ofrecen mejor resultado, por eso no trabajamos con las sintéticas. Contamos con diferentes brochas, de pelo de jabalí, de pelo de caballo y de pelo de tejón, todos naturales. Por lo general, las brochas de pelo de tejón son mejores porque tienen una mejor retención de agua y se sienten más suaves en la cara a la vez que hacen una mejor espuma. Sin embargo, esto varía según la brocha. Te recomendamos las brochas alemanas de NOM (de Mühle) que son bastante asequibles, así podrás juzgar tú mismo cuál es mejor para tu piel y tus necesidades.

 

Más específicamente… cómo usar la brocha de afeitar.

Puedes crear la espuma dentro de un tazón de afeitar o aplicar la crema en la brocha y con movimientos circulares aplicarla en el rostro y crearla allí directamente.

Antes de comenzar, asegúrate de tener la cara limpia y húmeda para obtener resultados óptimos. Remoja la brocha de afeitar en agua caliente durante unos minutos. Ten mucho cuidado con la temperatura, para que no queme la cara. Una vez que lo hagas, elimina el exceso de agua para que la brocha de afeitar no gotee.

Ten a mano tu taza o bowl de afeitar (si utilizas las cremas que vienen en tubo como la pasta dental). Si no tienes ninguna, utiliza cualquier recipiente que se ajuste a tu brocha de afeitar y tenga suficiente espacio para hacer movimientos circulares cómodamente en él. Dentro de la taza de afeitar, vierte unas gotas de agua. Una vez hecho esto, toma la crema de afeitar y pon una cantidad como de 2 cm dentro de la taza.

¡Ahora comienza la parte divertida! Haz girar la brocha hasta que la espuma comience a acumularse o crearse. Al principio, será espumosa, pero al girar más la brocha dentro de la taza, la crema de afeitar finalmente se convertirá en una espuma espesa muy agradable.

Puede haber una posibilidad de que la espuma sea demasiado espesa. En este caso, añade unas gotas más de agua para diluirla un poco y sigue girando unos segundos más.

Sin embargo, si la espuma es demasiado acuosa, continúa girando hasta que se vuelva más gruesa o espesa.

Moja tu rostro nuevamente, ya que, si su rostro no está mojado, no podrás acumular espuma en tu cara. Incluso habrá una gran posibilidad de que la espuma esté demasiado seca.

Haz lo mismo con la brocha de afeitar, cuando quieras deshacerse del exceso de agua, asegúrate de dejar algo en el cepillo. Si sientes que la brocha está demasiado seca, ponle un poco más de agua tibia. Pon una cantidad de crema de afeitar en cada mejilla.

Ahora toma la brocha de afeitar y comienza a girarla sobre tus mejillas. Continúa por unos segundos y pronto verás la espuma, después de unos segundos más, ésta se volverá más y más gruesa.

Cuando hagas esto, hay una probabilidad de que la espuma se seque o espese mucho. Esto dependerá de la cantidad de agua que tenían tanto la brocha de afeitar como la cara antes de comenzar. Si esto sucede, pon unas gotas de agua sobre la brocha de afeitar y continúa con el movimiento circular.

Hay cremas de afeitar que ya vienen con su tazón incorporado, la que vienen en tarro. Con la brocha húmeda, directamente desde el recipiente puedes crear la espuma, con movimientos circulares. Cuando sea lo bastante buena, la aplicas en el rostro como lo hemos visto antes.

Una forma diferente de crear espuma es directamente sobre la cara, poniendo la crema de afeitar en la brocha de afeitar previamente mojada y luego comenzar a girarla sobre tus mejillas. En esta versión de uso, la crema de afeitar podría no acumularse en tu cara si no eres lo suficientemente rápido o si tu cara está más mojada de lo necesario. Es práctica, no te preocupes. Seguro que lo conseguirás.

¿Cómo usar la crema de afeitar sin brocha?

Al principio puede que te resulte un poco incómodo usar la crema de afeitar sin una brocha, pero los resultados podrían sorprenderte.

Hay dos formas de hacer esto, pero la idea es la misma.

Una forma es usar tus manos. Así que, aquí vamos.

De nuevo, debes tener el rostro mojado.

Pon un poco de crema en tus manos y comienza a frotarlas como lo harías si quisieras lavarlas. Mientras las frotas la una con la otra, vierte unas gotas de agua y continúa frotando. Verás que poco la espuma comienza a aparecer. Lamentablemente, no conseguirás mucho más.

Una vez que tenga suficiente espuma, comienza a aplicarla en tu cara hasta que esté distribuida de manera uniforme.

¿Es la mejor manera de hacer espuma? ¡Ciertamente no! Pero si todo se reduce a esto, simplemente funciona.

La otra forma es muy parecida. Pero en lugar de frotar tus manos, debes frotar las mejillas con las manos y producir espuma directamente en la cara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.*

Envíos gratis 24hs España Península por compras superiores a 40€, resto por sólo 3,50€.
¡Compra fácil y segura desde cualquier dispositivo!
+
X