SUBIR

Cinco errores que cometemos los hombres en nuestra rutina de aseo.

Cinco errores que cometemos los hombres en nuestra rutina de aseo.

Lucir siempre acicalado o aseado parece simple, ¿verdad? Pero imagina estos posibles escenarios:

Has ido al gimnasio y has estado entrenando y sudando sin haber usado desodorante (antes ni después de haber terminado).

En el vestuario has utilizado por enésima vez la “eterna” maquinilla de afeitar que siempre te olvidas de cambiar de la mochila del gimnasio.

Hoy nuevamente has olvidado de recortarte el pelo de la nariz, luciéndolos ya casi como un bigote. Y quien dice nariz, también puede decir orejas, cejas, etc…

¿Hemos captado tu atención? De todas formas, sea o no que te hayas enfrentado a esas situaciones (o incluso a situaciones similares) todos necesitamos autoconciencia. Piensa en tus prácticas de aseo: ¿Las haces con constancia? ¿Dedicas el tiempo suficiente a tu rutina de aseo? ¿Puedes mejorar en ciertas cosas?

Y mientras lo haces, revisa estos 5 errores de que los hombres casi siempre cometemos, los cuales querrás evitar de ahora en adelante.

Error 1: no tener una rutina

¿Qué pasa si no tienes ningún horario o esquema en el trabajo? Y se te ha asignado una tarea tras otra en un día determinado, pues las fechas límite chocarían. El estrés se acumularía. Y terminarías siendo todo menos eficiente. Es por eso por lo que necesitamos una rutina, un orden para muchas cosas, incluidos tus hábitos de aseo personal. El objetivo de esto es ser proactivo, no reactivo. Para tenerlo todo bajo control, debes planificar cuándo va a afeitarte, cortarte las uñas, hacerte un corte de pelo, recortar tu barba y recortarte los pelos de la nariz / orejas / cuello. Sin la iniciativa de planearlo con anticipación, los malos hábitos comienzan a aparecer. Sin un horario de arreglo semanal, tiendes a posponer las cosas hasta el último minuto.

Imagina que sin una rutina podrías enfrentarte a uno o varios de estos posibles casos:

  • Te despiertas una mañana y te das cuenta de que solo tienes 30 segundos para afeitarte, ¡sabes que eso nunca termina bien!
  • Llegas a tu entrevista de trabajo y notas que tus uñas están largas, lo que puede hacerte perder un poco la confianza.
  • Vas a por un corte de cabello de último minuto antes de una cita, ¡y el peluquero te dice que ya no puede atenderte! Ya no hay tiempo para verte como realmente hubieses querido.

Por lo básico que sea tener una rutina, recuerda que no tener una puede tener consecuencias importantes, haciendo que tu vida sea más difícil de lo que pueda ser.

Error 2: Demasiado poco y demasiado tarde

Todos estamos de acuerdo en que: un gramo de prevención = un kilo de cura.

Con lo real que es esta afirmación ¿cuántos de nosotros la aplicamos a la vida diaria? ¿Cuántos de nosotros tomamos medidas para mantener nuestra salud y apariencia?

Si ves a algunas personas por las calles, en el gimnasio o en el trabajo, esas que van siempre de punta en blanco, hagan lo que hagan, pues al final los admiramos y buscamos sus consejos.

Ellos son los que se enfocaron en más prevención y menos curación. Al usar lociones para la piel y cremas adecuadamente, lograron evitar unas manos agrietadas y otros muchoas problemas comunes de la piel. Y debido a eso, pueden mostrar una cara fresca y juvenil por muchos años más. Han practicado una excelente preparación durante décadas, invirtiendo en su futura apariencia. Y tal vez eso es algo que deberíamos imitar.

Pero ¿dónde empiezas? Bueno, empieza por mirarte en el espejo y busca alguna zona concreta, por ejemplo, usando un limpiador facial diario, luego continúa con una crema hidratante, sigue con un gel para el contorno de los ojos, etc…

Fíjate en las personas que se cuidan de las que hablamos antes y céntrate en algunos puntos:

Oler mejor: mantener la piel hidratada y con un aroma excelente todo el día con geles de ducha y las axilas secas todo el día con un buen desodorante.

Afeitarse mejor: obtener un afeitado suave (sin vellos encarnados, bultos o quemaduras) preparando el rostro con productos pre-afeitado y a continuación con las maquinillas de afeitar clásicas que no irritan la piel, utilizando un buen jabón o crema de afeitar y terminando con un buen bálsamo o after shave.

Cuidar la barba: mantener la barba hidratada con buen aroma y aspecto con acondicionadores para barba, aceites y bálsamos para barba (para eliminar esa sensación escamosa y con picazón de la barba, que tu pareja también apreciará) Los productos para barba como los bálsamos y aceites, son grandes desconocidos, y ayudan tanto que luego piensas ¡cómo he podido vivir sin estos maravillosos productos!

Error 3: ser impaciente

Hay un concepto que está muy extendido en la sociedad en estos días: “gratificación instantánea”. Lo queremos todo y AHORA, queriendo cosechar las recompensas sin haber sembrado nada. Y esa mis amigos no es la naturaleza del aseo personal.

Estar sano y bien cuidado lleva su tiempo. Eso incluye cambiar los productos con la esperanza de obtener mejores resultados. No sucede de la noche a la mañana.

Si un champú anticaspa no parece que haga efecto después del primer día de uso, pruébalo un poco más para asegurarte. Es lo mismo si cambias tu after shave por un bálsamo sin alcohol. Es posible que debas esperar una o dos semanas antes de que se puedas apreciar alguna mejoría.

Se trata de paciencia y compromiso.

Los casos en donde hay un gran porcentaje de abandono es cuando nos queremos dejar barba. A las dos o tres semanas nos comienza a picar la cara y llegamos hasta un punto en que cogemos la maquinilla y nos afeitamos, diciendo, esto no es para mí. ¡ERROR! Hay muchas maneras de lidiar con la picazón, como usar aceites y bálsamos para barba, ¿recuerdas lo que habíamos comentado más arriba?

Error 4: exagerar

Nos lo dijeron desde la infancia: todo con moderación. Y eso se aplica a la mayoría de nuestras prácticas de aseo diario. Especialmente cuando usamos fragancias.

¿Cuántos de nosotros vamos más allá de 1-2 sprays de perfume cada vez? Algunos piensan que está completamente bien. Algunos solo quieren oler “extra” bien. Pero esas personas se olvidan del hecho de que pueda ser demasiado fuerte para los demás (dado que usan esa cantidad con frecuencia). Es por eso por lo que los hombres debemos educarnos en varias fragancias como la colonia y el perfume, además de las diferentes terminologías y concentraciones y también se trata de encontrar el aroma o producto perfecto para complementar la química de tu cuerpo.

Además de las fragancias, debes evitar exagerar en lo siguiente:

Desplumarte / recortarte mucho las cejas (no las hagas súper delgadas o de forma extraña)

Usar en exceso los productos para el cabello (utiliza pequeñas cantidades que no engrasen demasiado tu cabello ni te dejen sobras en el cuero cabelludo)

Error 5: tomarse a pecho la mentalidad de “mártir”

Sé un hombre de familia, esposo devoto o un profesional en tu trabajado, pero sacrifiques tu apariencia por eso. Es posible que te encuentres en una etapa de la vida en la que los demás dependan principalmente de ti, pero tu bienestar no tiene por qué quedarse atrás. Aún eres tu propio proveedor. Todavía estás a cargo de tu cuerpo.

Realmente no hay excusa para que alguien se deje o se abandone. Olvídate de la imagen de “superhombre” o “tipo duro”. Abusar de tu cuerpo solo te da falsos derechos de fanfarronear. Eventualmente, serás menospreciado. Los hombres más impresionantes y atractivos son aquellos que han logrado un equilibrio. Manejan sus responsabilidades para otras personas mientras se mantienen saludables y bien arreglados.

Saben que sin preocuparse por sí mismos, no pueden ocuparse de nadie más. Esa es la mentalidad que necesitas en tu vida cotidiana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.*

Envíos gratis 24hs España Península por compras superiores a 40€, resto por sólo 2,99€.
¡Compra fácil y segura desde cualquier dispositivo!
+
X