SUBIR

Barba: Cinco malos hábitos a tener en cuenta para su cuidado.

Barba: Cinco malos hábitos a tener en cuenta para su cuidado.

“Es fácil de destruir, pero difícil de construir”. Este dicho también es cierto cuando se trata de tu barba.

Una vez que está completamente crecida, puede ser fácil olvidar que ellas necesitan mantenimiento y cuidado para que luzcan bien. Si adoptas malos hábitos de cuidado, estarás a un paso de volver a la maquinilla de afeitar.

Ser consciente de estos malos hábitos hará más fácil evitarlos y así podrás cultivar buenos hábitos de cuidado.

  1. Tirar de tu barba.

Recogiendo o tirando tu barba puedes causar pérdida de cabello y parches estériles. Puedes terminar con una barba irregular, poco atractiva y arruinar todo el trabajo tan duro que pones en su crecimiento.

Analiza tu comportamiento para averiguar cuándo lo haces y que desencadena esta conducta. ¿Te distrae tu barba cuando ves televisión? Siéntate con las manos en el bolsillo (o incluso siéntate sobre tus manos) para evitar tirar de ella.

Compra una bola de estrés para ocupar tus manos si tiendes a estirar los pelos cuando estás nervioso. Mejor aún, hazte con un peine o cepillo de barba, ponlo en tu bolsillo y péinala cuando sientas el impulso de tirar de ella. Resiste el impulso de arrancar los pelos nudosos. Utiliza un buen peine o cepillo para desenredar los nudos y lava tu rostro con un champú de barba para evitar que regresen. Peina suavemente.

Constantemente tocar tu barba la hará más sucia y hará que se desarrollen nudos. Sé consciente de la frecuencia con que tocas tu rostro. Los hombres son especialmente propensos a hacer esto cuando hablan con las mujeres. ¡Ojo!

 

  1. No usar hidratantes, acondicionadores ni aceites.

Al igual que el pelo de la cabeza, el vello facial necesita ser hidratado para mantenerse saludable. Usa aceite para barba o acondicionador y un limpiador/acondicionador de barba natural para mantenerla hidratada.

Imagina cómo se vería y se sentiría el pelo en tu cabeza si nunca lo acondicionas ni lo hidratas. Sería bastante malo: grasiento, maloliente y sin forma. No mantenerla ni a la piel de debajo de ella hidratada, hará que se seque, que sientas comezón y el pelo quedará quebradizo.

No podemos subrayar la suficiente importancia del aceite de barba, la aplicación de dicho aceite suaviza el vello facial y alivia la picazón. Debes aplicar el aceite periódicamente.

 

  1. Uso del champú para el cabello en tu barba.

¿Diciendo “qué demonios” y lavarte la barba con el champú del cabello? ¡Gran error!

Los productos de cuidado del cabello suelen contener productos químicos que son malos para la cara. Estos productos están diseñados para trabajar en el cuero cabelludo que es mucho más resistente que la piel del rostro.

Esta es la razón por la que el uso de estos productos en tu barba sólo empeorará las cosas.

Debes utilizar un champú para barba o un limpiador para barbas, ya que ellos contienen los componentes esenciales y otros ingredientes naturales que no quitarán los aceites naturales de tu pelo facial, consolidarán y ablandarán tu barba, eliminarán la picazón y el “beardruff” y dejarán a tu cara limpia. No te vuelvas loco con el lavado, con 1-2 veces a la semana será suficiente.

 

  1. Usar un cepillo para la cabeza en el rostro.

¿Tomar prestado el cepillo de tu novia? ¿Usando ese peine de 1€ del supermercado? ¡Ni hablar!

Si le echas un ojo a un cepillo de pelo, verás que cada cerda es de la misma longitud. Lo que significa que esas cerdas no alcanzarás los pelos más cortos. Ese cepillo no distribuirá los aceites uniformemente por todo el vello facial y no hará un buen trabajo limpiándola del polvo y de toda suciedad. Con un cepillo para barba ya es otra historia totalmente diferente, las cerdas se cortan en diferentes longitudes para asegurarse de que no se pierda un solo cabello. Esta clase especial de cepillos distribuyen los aceites uniformemente a través de la barba y la domesticará y la ablandará.

 

  1. Un mal arreglo en la parte del cuello (o escote).

Su escote se esboza en la parte inferior de la barba y la cara. Hacerlo mal puede hacer que las cosas se vean “extrañas”. ¿Quieres que el escote se vea natural?, ni duro ni esculpido. También recuerda afeitarte o recortare la parte del cuello y asegúrate de que esté limpia toda esa zona para evitar irritaciones o infecciones.

Usa la regla de los dos dedos para determinar dónde debe terminar tu escote natural. Pon dos dedos cerca de la parte superior de tu manzana de Adán. La parte superior de tu dedo índice indica dónde debe terminar su cuello. Muévalo hacia arriba o hacia abajo si no se ve muy bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.*

SEMANA BLACK FRIDAY: Usa el código -> BLCKFRIDAYJCS17 <- y consigue 10% en tu compra. En todas las compras a partir de 60 EUROS consigue 15% con el código ->BLCKFRIDAY60 <-
+
X