SUBIR

Consejos para evitar los zapatos malolientes y malos olores en los pies.

Consejos para evitar los zapatos malolientes y malos olores en los pies.

Con la tendencia de las zapatillas con el calor aún presente, hemos cambiado a nuestras botas o zapatos por calzados ligeros y fuera calcetines. Pero con este cambio viene un problema que todos solemos tener: el olor.

El olor proviene de las bacterias que crecen en los pies y se multiplican si no hacemos algo al respecto. Así que, con estos consejos inteligentes y económicos que te proporcionamos desde JCSTORE, mantendrás tus zapatos con un aroma fresco durante toda esta temporada.

Lávate bien los pies.

Las bacterias en tus pies se siguen multiplicando, por lo que debes lavarte los pies en la ducha para ayudar a combatir el olor. Cuando estés en la ducha, enjabona bien las plantas de los pies y no te olvides de limpiar bien entre los dedos. Enjuaga, y cuando salgas de la ducha, asegúrate de secarte completamente los pies (no te olvides de los dedos de los pies nuevamente) antes de ponerte los zapatos. Puedes darles un “soplo” con el secador de pelo, para conseguir mayor sequedad.

No uses los mismos zapatos dos días seguidos.

Todos tenemos un par favorito de calzado, pero usar el mismo par dos días seguidos es una receta para el hedor. ¿Por qué? Los días consecutivos no les dan a tus zapatos tiempo suficiente para secarse por completo del uso del día anterior. Así que asegúrate de rotar su uso para no repetir el calzado día tras día.

Aplicar un polvo para pies.

Si tus pies tienden a sudar, no importa que clima haga fuera, la prevención es la clave. Tu mejor opción es aplicar un polvo para pies como de ponerte los zapatos para que tus pies (y zapatos) permanezcan secos durante todo el día.

Arena para gatos.

La arena para gatos absorbe mucho la humedad y los olores para evitar que tu casa huela a… ya sabes. Lo mismo se puede aplicar a tus zapatos. Toma unos calcetines viejos o desiguales y llénalos con arena para gatos. Asegúralos con una banda de goma y colócalos en los zapatos durante la noche para que absorban todos los olores ofensivos y la humedad.

Bicarbonato de sodio + filtro de café.

El bicarbonato de sodio es un milagro en el hogar con mil y un usos y se puede usar también para desodorizar tus zapatos. Todo lo que necesitas hacer es llenar un filtro de café sin usar con bicarbonato de sodio y asegurarlo con cinta adhesiva, grapas o una banda elástica. Coloca un paquete en cada zapato al final del día y el bicarbonato de sodio se pondrá a trabajar durante la noche absorbiendo la humedad del interior y eliminando las bacterias.

Bolsa con cierre + congelador.

Puedes colocar tus zapatos en una bolsa grande con cierre hermético y meterlos en el congelador durante toda la noche. Las temperaturas bajas destruirán las bacterias y te dejarán unos calzados libres de fragancias listos para la mañana siguiente.

Alcohol + pulverizador.

Llena una botella con pulverizador con alcohol y rocía por dentro a tus zapatos. El alcohol matará cualquier bacteria a la vista. Solo asegúrate de no saturar a tus zapatos, con dos o tres toques bastarán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.*

Envíos gratis 24hs España Península por compras superiores a 40€, resto por sólo 2,99€.
¡Compra fácil y segura desde cualquier dispositivo!
+
X