SUBIR

¿Por qué volver a utilizar las maquinillas de afeitar clásicas?

¿Por qué volver a utilizar las maquinillas de afeitar clásicas?

La lucha contra el vello facial o barba puede ser una batalla rutinaria y aburrida, ya que todos los días tu barba vuelve inquebrantablemente, más fuerte que nunca, maltratando y lastimando la piel, no solo por la irritación que queda en ella, sino también por la cuchilla de afeitar que genera pelos encarnados y cortes o irritaciones ocasionales.

Durante mucho tiempo, la respuesta aceptada a este problema ha sido el número cada vez mayor de cuchillas adheridas a la cuchilla de afeitar. Doble hoja, triple hoja, cinco hojas y hasta seis hojas de afeitar.

Después de años de ver que las navajas de afeitar adquieren más y más cuchillas, pero al no ver una diferencia apreciable en la calidad del afeitado, es hora de llegar a la verdad, las navajas desechables o de cartucho no están haciendo un buen trabajo. En la realidad no hacen más que irritar la piel.

Esta comprensión no es realmente sorprendente cuando se llega a recordar que las navajas de afeitar desechables fueron diseñadas teniendo en cuenta sólo la comodidad. Su trabajo es eliminar el vello facial lo más rápido posible para que pueda seguir con su día, pero, como con cualquier cosa que se centre en la comodidad, a menudo la calidad se pierde por el camino. Por esta razón, ha habido un gran resurgimiento en el uso de la navaja de afeitar de doble filo tradicional y las tradiciones de afeitado de antaño.

No solo proporcionan un mejor afeitado, con menos irritación, sino que la mayoría descubre que afeitarse de esta manera es mucho más divertida y gratificante.

Un afeitado en húmedo tradicional implica mantener la cara lo suficientemente lubricada durante el afeitado para minimizar cualquier posible irritación.

Consiste en una maquinilla de afeitar de doble filo (peine abierto o peine cerrado), una brocha de afeitar y jabón o crema de afeitar. Todos estos artículos son muy importantes para aprovechar y disfrutar al máximo de tu afeitado.

Una crema o jabón de afeitar de buena calidad creará una espuma estable que se mantendrá durante todo el afeitado y proporcionará propiedades hidratantes que beneficiarán a tu piel. La brocha de afeitar se usa para batir el jabón o crema hasta la consistencia deseada para que quede lisa y fácil para que la cuchilla se deslice, además de proporcionar una exfoliación suave de la piel, eliminando células muertas y levantando todos los pelos, preparándolos para un mejor afeitado. La maquinilla de afeitar en sí misma permite al usuario cortar los pelos en el ángulo correcto para minimizar la irritación.

A continuación, detallamos las 4 razones principales de por qué cada hombre debe aprender a volver a un buen afeitado clásico.

  1. Proporcionan un afeitado más cómodo y cercano.

Solo se necesita una cuchilla afilada para cortar los pelos de la cara. Con el fuerte marketing que acompaña al sistema de múltiples hojas, puede ser fácil olvidar la importancia de este hecho.

Es importante comprender que cada vez que se pasa la cuchilla de afeitar por la cara, cortando los pelos, también se raspa con ella delgadas capas de piel. Presionar demasiado o pasar sobre la misma área repetidamente, provocará irritación, lo que se conoce como quemaduras por afeitado, a medida que se elimina la barrera lipídica que protege la piel y expone la epidermis subyacente.

Por lo tanto, usar una maquinilla de afeitar de 5 hojas significa que cada pasada en la piel equivale a pasar por el mismo punto 5 veces. Las cuchillas se colocan en un ángulo muy pronunciado para dejar espacio para que los desechos puedan escapar, pero esto hace que raspen la piel en lugar de cortar el pelo limpiamente.

Además, debido al diseño de las cabezas pivotantes, se debe aplicar presión para permitir que se ajuste al contorno de la cara, lo que solo aumentará la cantidad de irritación. La simplicidad de utilizar una sola cuchilla puede ser beneficiosa para reducir la irritación, ya que puedes controlar la frecuencia con la que se recorre la misma área, minimizar la presión que se aplica y controlar el ángulo de corte.

Entonces, ¿por qué has estado usando navajas multi hojas si solo se necesita una sola cuchilla?

Porque un excelente marketing nos ha convencido, y muchos creen que la razón principal por la que vemos navajas de afeitar con una cuchilla adicional unida cada pocos años es porque las compañías sólo persiguen altos beneficios que pueden obtener explotando el sistema de patentes. Un producto patentado se puede vender con un buen margen de beneficio ya que nadie más está autorizado a hacerlo, pero cuando se agota esa patente, todos se suben al carro, reduciendo el precio y las ganancias.

  1. Mejorarán tu piel a largo plazo.

Un afeitado deficiente puede causar todo tipo de problemas, como la quemadura causada por la maquinilla de afeitar, que es notoriamente incómoda y puede durar de unas pocas horas a varios días, dependiendo de la gravedad, también puede ser embarazosamente visible.

Los pelos encarnados suelen ser causados ​​por ir en contra de la dirección del crecimiento del pelo e, irónicamente, esto pasa por usar este tipo de cuchillas. Esto se debe a que sus múltiples cuchillas están diseñadas para levantar la base del cabello con la primera cuchilla, de modo que las cuchillas posteriores puedan cortar lo más abajo posible, pero a menudo cortan tan bajo que, cuando se sueltan, vuelve a caer por debajo de la superficie de la piel donde tiene el potencial para luego encarnarse.

La elección de una afeitadora no solo es importante para tu piel, sino también para los demás productos con los que los combinas. La espuma de afeitar usa propulsores químicos para que salgan de su contenedor presurizado, de tal manera para que la espuma esté disponible al instante. Pero estos ingredientes son malísimos para la piel y, a largo plazo, la secarán.

Usar un buen jabón o crema de afeitar es la mejor alternativa porque están hechos con propiedades hidratantes. Además, la espuma que generan se compone de ingredientes naturales y se aplica con una brocha de afeitar que proporciona una exfoliación suave para la piel, levantando los pelos para prepararlos para el afeitado y, a su vez, ayudando a prevenir el crecimiento.

  1. El afeitado clásico es mucho más económico.

Una queja común entre los hombres que se afeitan es el costo y, si no disfrutas del acto de afeitarte, no es una sorpresa. ¿Por qué querrías pagar por algo que no disfrutas?

Las navajas de afeitar no son baratas, lo que hace que muchos compren maquinillas desechables de bajo costo que hacen un trabajo terrible y son aún peores para el medioambiente. Debido a su costo, la mayoría no compra a granel, lo que puede llevar a la dolorosa experiencia de tener que arrastrar una hoja desafilada a través de tu cara porque olvidaste comprar más. Del mismo modo, las latas de espuma cuestan mucho, ya que no duran nada. Contrasta esto: el afeitado en húmedo de la manera tradicional puede ser mucho más barato a mediano plazo, especialmente si no estás preocupado por usar los mejores productos. Tendrás que gastar un poco más al principio ya que las maquinillas de afeitar clásicas generalmente cuestan a partir de 25€ y una buena brocha de afeitar alrededor de 12€, pero a partir de ese momento todo es mucho más barato. Las hojas de afeitar clásicas desechables de doble filo cuestan centavos cada una y un jabón de afeitar de tamaño normal, de 150 o 190 gramos, puede durar de 6 a 8 meses si lo utilizas bien. Puedes obtener fácilmente un buen ahorro por año. Sin embargo, para muchos que se zambullen en el afeitado húmedo, la idea de eliminar el costo tanto como sea posible se vuelve obsoleta ya que tienden a descubrir que han comenzado a disfrutar de su rutina, sea matutina o nocturna, luego del trabajo, por ejemplo, y ya no se preocupan por contar los centavos.

  1. Te hacen lucir más sofisticado.

¿Necesitamos decir más? Afrontémoslo, las navajas de afeitar, especialmente aquellas con mangos de plástico, parecen y son baratas y desagradables. Rápidamente se estropean y en general son poco impresionantes.

En marcado contraste está el tradicional equipo de afeitado húmedo. La maquinilla de afeitar en sí es de acero inoxidable y es casi inmortal. Una brocha de afeitar y un jabón o crema de afeitar de buena calidad evoca pensamientos de lujo del viejo mundo, como te imaginas el proceso de construir manualmente una espuma caliente y aplicarla a tu rostro. Cuando tienes un fregadero alineado con una maquinilla de afeitar clásica, cepillos y jabones, no puedes evitar sentirte como un caballero sofisticado. Si la ropa hace al hombre, es posible que la preparación haga al caballero. Las maquinillas de afeitar con cartucho de plástico y la espuma en lata son sinónimo de velocidad y conveniencia, representan al hombre siempre con prisas y sin tiempo para hacer las cosas como debería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.*

Envíos gratis 24hs España Península por compras superiores a 40€, resto por sólo 2,99€. Cada compra incluye un regalo seguro!
+
X