SUBIR

Cómo tratar los rostros y el cuerpo con piel seca.

Cómo tratar los rostros y el cuerpo con piel seca.

En estas estaciones del año es muy fácil que aparezcan signos de piel seca y sobre todo en el rostro por los baños o duchas que nos damos un tanto más calientes de lo habitual. Aquí en el blog de JCSTORE os dejamos unos consejos muy sencillos sobre cómo tratar los rostros con piel seca.

Antes, el régimen de cuidado de la piel de un hombre generalmente consistía en afeitarse y en verano un poquito de sol. Ahora tenemos más conciencia sobre nuestro cuidado corporal y también sobre nuestra imagen. Seguro que si pregunto a mi padre que hacía si sentía mucha tirantez en la cara me dirá “tu madre me ponía alguno de sus potingues y arreando”

Ejemplos aparte, hablemos sobre cómo combatir la piel seca, ya que, si la tienes, no solo sentirás tirantez, ardor, picazón e incomodidad, sino que también verás a tu cara escamosa o agrietada. Esto es importante porque ofrece puntos de entrada vulnerables a patógenos peligrosos.

  • Usar un hidratante facial.

La crema hidratante no es muy masculina, pero tampoco lo es la piel seca. Mientras que algunos hombres solo humedecen sus rostros con lágrimas de alegría cuando ven algún partido de fútbol, la crema hidratante realmente puede hacer mucho para darle a la piel un aspecto más saludable. Y cuando se trata de prevenir la piel seca y agrietada, es ésta tu primera línea de defensa.

Cuando hablamos de cremas hidratantes, algunos productos son acuosos, otros son grasosos y prácticamente no hay límite para los ingredientes que puedan contener. Prueba algunos para encontrar uno que funcione en tu piel. Comienza con algo simple, de preferencia obviamente que sea para pieles masculinas. A través de ensayo y error, encontrarás la que mantendrá a raya la picazón y la tirantez.

  • Moja, luego hidrata.

Como mencionamos anteriormente, puedes prevenir la piel seca usando una crema hidratante. Sin embargo, la crema hidratante no podrá penetrar bien en la piel si ésta no está previamente húmeda. Muchas cremas hidratantes son oclusivas, lo que significa que forman una capa sobre la piel que evita que la humedad salga. Pero, para empezar, si hay poca humedad en la piel, estás atrapado la sequedad, por así decirlo. Por eso lo mejor es usar el hidratante luego de cada ducha, para que la crema hidratante tenga algo que sellar en la piel.

  • Evita los baños o duchas muy largos.

La mayoría de la gente comienza, o termina, el día con una buena y larga ducha, o incluso un baño si hay tiempo. Es una excelente manera de relajarse. Pero a medida que eliminas esos aceites, también eliminas una capa protectora muy importante que ayuda a evitar que la humedad se escape por la piel.

Si puedes eliminar por completo los baños de tina, esto mejorará tu piel seca. También puedes ayudar a mejorar la condición de tu piel acortando tus duchas a solo unos minutos y también reducirás el consumo de agua caliente. Y ten en cuenta que el jabón reseca tu piel. Trata de evitar el uso innecesario de jabón, y de ser posible, lo mejor es utilizar geles de baño y ducha que son más amables con la piel.

  • No fumes.

Si eres fumador y necesitas otra razón para dejar de fumar, es ésta: Fumar no solo envejecerá prematuramente tu piel, sino que también es probable que empeore o incluso sea la principal causa de su sequedad.

Cuando fumas, tu rostro pasa mucho tiempo en contacto con el humo. Al igual que el interior de una chimenea se oscurece con el tiempo, tu cara comenzará a mostrar signos de la presencia casi constante de humo de tabaco, al igual que tus manos. Fumar daña y reseca la piel. Además de la sequedad causada por el humo, las partículas y los contaminantes contenidos en el humo se depositarán en tu piel y formarán residuos. Con el tiempo, estos residuos resultarán en poros bloqueados, decoloración y una piel de apariencia generalmente poco saludable. No necesitamos cubrir todas las razones por las que fumar es malo, pero si tu piel seca te está volviendo loco, o si solo quieres lucir lo mejor posible, esa debería ser la única razón por la que debas dejar este hábito para siempre.

  • Evitar los males del invierno.

Incluso las personas con piel grasa puedan tener que lidiar con la sequedad durante el invierno, especialmente si pasan mucho tiempo al aire libre. Cuando las temperaturas se desploman y los vientos invernales aumentan, la piel, y su capacidad para retener la humedad, recibe una paliza.

Durante los meses de invierno, el aire es menos húmedo que en otras épocas del año. De esta manera, el mundo literalmente está chupando la humedad de tu piel. Detener eso no es tarea fácil.

Sin embargo, hay pasos que puedes seguir para mantener una piel saludable durante el invierno:

Mantente hidratado. Dale a tu piel la oportunidad de reemplazar la humedad perdida por la evaporación.

Evita estar fuera cuando sea posible. Y cuando estés fuera, protege tu cara, manos y cualquier otra piel expuesta al clima frío.

Lavar y humecta tu rostro por el día, y rehidrata una vez más por la noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.*

Envíos gratis 48hs en toda la Península por compras superiores a 15€ - resto por sólo 3,50€
Utiliza el código "portesgratis" en tu carrito de compra
Compra rápida y segura en nuestra web
+
X